Impresos

«El hombre, en su orgullo, creó a Dios a su imagen y semejanza.»

// Friedrich Nietzsche